Las veladuras al óleo

Hola amigos, al plantearme hacer este post sobre veladuras me he parado a pensar en mi experiencia como profesor pintura, y he decidido hacer una reflexión previa.

La técnica del óleo es amplísima y yo como profesor siempre he tratado de sacar lo mejor de mis alumnos intentando potenciar sus virtudes y evitando en la medida de lo posible influenciarles en mis gustos personales, especialmente en la elección de los  temas y estilos. Lo que si me ha preocupado siempre es que mis alumnos entiendan la necesidad de tratar la pintura de formas diferentes dependiendo del objetivo a conseguir.

En el oleo podemos trabajar construyendo con planos,  por medio de capas, a la prima (pintando húmedo sobre húmedo), podemos fundir la pintura para que no quede registro de las herramientas que hemos utilizado o podemos dejar pinceladas, grafismos, empastos, etc.  Ni que decir tiene la complejidad de encontrar una propia paleta donde por medio del color el alumno llegue a expresar sus sentimientos y llenar de contenido una obra.

Con tal cantidad de elementos para controlar, y especialmente con los alumnos que he tenido el placer de enseñar desde cero, he preferido siempre eliminar elementos complicados, simplificar. Es por ello que algunas formas de tratar el óleo las introduzco muy posteriormente cuando veo un dominio de la técnica básica. Para entonces mis alumnos han desarrollado inquietudes, temáticas, formas de tratar la pintura, de utilizar los pinceles y de entender el color, y por ello a unos los introduzco hacia el uso de la espátula y a otros al uso de las veladuras, por ejemplo.

Centrándonos un poco en el tema del post, las veladuras, es una técnica cuyo dominio considero de nivel avanzado, y aunque es de resultados excepcionales, siempre me ha parecido un poco peligrosa si la utiliza alguien que no ha asentado firmemente unos conceptos básicos.  He dicho peligrosa y quiero matizar, me refiero a que se corre el riesgo de que el alumno descubra determinados efectos muy resultones, se empache y deje de centrarse en elementos más importantes como la luz, el color o la composición y acabe creando una pintura artificiosa; lo mismo pienso del uso de la espátula. Pido por favor que no se ofenda nadie ya que me refiero exclusivamente a mi experiencia docente, y estas técnicas las encuentro maravillosas cuando son bien utilizadas. De hecho tengo alumnos de los que estoy excepcionalmente orgulloso precisamente por esto, por  haber sido capaces de dominar e introducir estas técnicas en su pintura sin perder ni un ápice de intención en sus cuadros.

Bien, después de estas ideas sobre la docencia en pintura quiero deciros que para mí las veladuras son algo de excepcional belleza, me emociono viendo de cerca retratos de Rembrandt, como consigue captar matices de la piel que de otra forma serian imposibles, o las telas de Velázquez que vistas de cerca son una locura,  por no hablar de Tiziano, el cual en muchas ocasiones las utilizaba para ajustar matices e iluminación en algunas zonas de sus cuadros y llegaba a aplicarlas con los dedos.

Hay tantas posibilidades en esta técnica que he pensado que lo mejor es exponerla de la forma más sencilla posible y recomendaros que experimentéis hasta encontrar la forma en la que las veladuras sean un valor en vuestra pintura y no un mero efecto o un truco.

TÉCNICA:

Una veladura es una capa de pintura muy fina y de color transparente que se aplica sobre un color opaco.

Se suelen usar en la pintura al oleo para crear matices, calentar  una parte que  ha quedado excesivamente fría sin perder lo que tienes de fondo, crear profundidad, efectos de lluvia, niebla… o enfriar determinadas zonas del cuadro, ajustar sombras, etc. Los pintores clásicos utilizaban este proceso para conseguir mayor realismo y un acabado más pulido. Pero no todo es clasicismo y la veladura ha sido también muy utilizada en la abstracción.

La técnica de veladuras consiste en ir aplicando una capa de pintura sobre otra de manera muy fina, semitraslúcida, de forma que se aprecie parte del fondo anterior y gane tonalidades diferentes con las nuevas capas enriqueciendo de color la pintura. También podemos intercalar capas opacas, para iluminar por ejemplo con blanco.

Cabe destacar que estamos hablando de veladuras en óleo, cuando trabajamos en acuarela, la característica principal es la transparencia del color en todo el proceso, por ello la acuarela no usa blanco, pues no lo necesita al utilizar el del papel.

Características de las veladuras:

Al ser transparentes, las veladuras permiten pasar la luz que se refleja sobre la capa de pintura de base, aumentando su luminosidad. Además al tener color la propia veladura, se combinan los dos colores; el de la veladura y el de la capa aplicada debajo, con lo que se genera un nuevo color muy distinto del que tendríamos al mezclar ambos colores en la paleta. Se pueden aplicar muchas capas de veladuras multiplicando el efecto.

Veladuras secas: Menciono este tipo de veladura por frotación por que se usa, pero en lo sucesivo me referiré exclusivamente a  veladuras liquidas. Si sobre una capa de pintura ya seca, manchamos un pincel un poco viejo y de cerdas abiertas con otro color, al que no le habremos añadido ningún médium ni liquido, retiramos el exceso de pintura del pincel y frotamos sobre la zona que deseemos velar dejaremos  una capa muy fina de pintura.  Los óleos tienen diferentes niveles de transparencia, y así podemos conseguir este tipo de veladuras.

Veladuras liquidas: Se refiere a la adición de médium a la pintura para hacerlo más transparente.  El oleo está formado por pigmento y aceite, para disolverlo utilizamos esencia de trementina. Bien, cuando sacamos el color del tubo tiene una proporción de pigmento y aceite determinada que debemos modificar si queremos conseguir capas traslucidas, podemos añadirle esencia de trementina, aceites, y barnices en diferentes proporciones para conseguirlo. Aquí radica realmente una de las mayores complejidades de esta técnica pues las recetas son infinitas y cada una de ellas tendrá ventajas e inconvenientes.

 Recomiendo experimentar cumpliendo a rajatabla una única norma, que garantizará que nuestro cuadro no craquéele y se caiga a pedazos en pocos años, ya explicaré el porqué en otro post. Siempre debemos pintar graso sobre magro, es decir las capas iniciales, las que estén más cerca de la tela deben tener menos aceite, y las últimas pueden ser un poco mas grasas.

Colores para veladuras.

Los colores que se utilicen para crear la veladura deben ser preferentemente de característica transparente, viene indicado en el tubo. Si el color es algo opaco se puede diluir con más médium, sin pasarnos. La capa de pintura de abajo debe estar totalmente seca o se disolverá al aplicar la veladura.

Cómo aplicar una veladura  al óleo.

Si es necesario se puede apoyar el lienzo sobre una superficie horizontal para evitar que se escurra la pintura. Aplicamos la pintura con un pincel de cerda o de marta, algunos sintéticos son excelentes, una brocha de afeita (de pelo suave), un trapo o con los dedos.

Médiums:

Para crear veladuras podemos comprar diferentes médium o prepararlos nosotros mismos.

Lo más sencillo seria mezclar esencia de trementina con aceite de lino al 50%, también podemos mezclar a partes iguales aceite, esencia de trementina y barniz.

Debemos tener en cuenta que cada barniz, disolvente y aceite tendrá diferentes características. Pueden modificar los colores oscureciendo o amarilleando, modificar la velocidad de secado, ser más o menos brillante….

  • Barniz de aceite y copal. Debe utilizarse sin mezclar con otros disolventes, pues ya contiene el aceite. También se oscurece y agrieta.
  • Médium de copal. Proporciona luminosidad a la pintura pero con los años tiende a oscurecerse y agrietarse.
  • Barniz de dammar. Similar al almácigo, se debe mezclar con aceite (un tercio por tres partes de barniz). Es un barniz brillante.
  • Barniz de almáciga. Este es uno de los mejores médiums para veladuras. Da muy buen resultado con un poco de aceite (hasta un tercio) para que al secar quede fuerte.
  • El Barniz Holandés. Uno de los barnices comercializados y que sirven también  para hacer veladuras.
  • Médium de Maroger. Sirve para veladuras o pintura opaca. Es un líquido amarillento denso y cremoso.

 

Si no sabemos fabricarlos, en el mercado hay excelentes médium preparados que nos indican sus características principales, hay muchas marcas excelentes en el mercado y yo recomiendo liquin de Windsor & Newton ya que es el que más conozco y sé que da buenos resultados, aunque también he probado de Talens y me parecen estupendos. Supongo que todas las marcas importantes tendrán productos de calidad.

Espero haber ayudado a conocer las veladuras y que os animéis a experimentar.

Autorretrato de Rembrandt
Anuncios

13 comentarios sobre “Las veladuras al óleo

  • Es genial este blog, te felicito, ya que a parte de disfrutar de el ,tenemos la oportunidad de aprender un montón de cosas…. es estupendo, felicidades!!!
    Geniales los post que cuelgas, son una pasada!!!

  • Me ha parecido muy interesante y muy dicáctico y útil este post. Creo que va a ser de esos a los que regresaré de vez en cuando para seguir aprendiendo.

    Gracias por compartir tus conocimientos y por saber llegar a quienes te seguimos.

    Un abrazo

  • Muy buen articulo.

    Por experiencia propia coincido plenamente con lo de que la veladura es una tecnica que puede enganchar hasta el punto de que el abuso de ella puede resultar fatal para tu obra :).

    Aparte de los mediums creo que tambien es importante el tipo de pincel, al ser una tecnica donde se maneja un tipo de pintura mucho mas licuada creo que es importante usar pinceles mas cercanos a la acuarela que al oleo, ademas normalmente las veladuras se utilizan en zonas “delicadas” del cuadro, para conseguir algun efecto y cuanto mayor sea el control del pincel que usamos mejor.

    Una duda, existen o conoces medios (mediums, aceites, barnices, …) para conseguir un secado mas rapido de la veladura?, me explico, hace poco experimente para intentar conseguir con efectos transparentes como el del ambar o la transparencia de las medusas, y lo hago licuando mucho la pintura, pero luego aunque dejo el cuadro colocado en plano, le cuesta mucho secar y cualquier movimento te puede estropear el efecto al chorrear para abajo el aceite/medium.

    Normalmente suelo usar mediums mezclados con secativo que secan muy rapido y funcionan muy bien, pero para este tipo de efectos que suelen llevar aceites no se muy bien como hacerlo.

    Tambien he leido que el aceite de nuez crea veladuras muy bonitas, pero no le he usado nunca, lo has probado?.

    Gracias.

  • Hola me encanto tu informacion,yo uso mucho las veladuras y me encantan creo que la paciencia es el ingrediente mas importante, tratar la obra y dejar secar segun el resultado decidir la proxima capa, por eso pinto varias telas a la vez asi no me apresuro con cada una.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s